miércoles, 13 de agosto de 2008

Balance preliminar

El próximo jueves 21 me marcho de Chile, con visa de estudiante. Me iré a vivir solo, a un lugar que si bien conozco, no me ha mostrado todas sus facetas. No volveré al menos hasta que pase un año... creo.

Hagamos, entonces, un balance preliminar. Preliminar, porque por ahora tengo una idea no más de las cosas que gano y pierdo. La verdad sólo la conoceré en el terreno. En fin, ahí voy:

Diré adiós a: la gente escuchando reguetón en el metro (¡¡¡seeeeee!!!), al estúpido Transantiasco, las calles llenas de basura, los horribles graffiti en las paredes, los lanzas en las calles, los cantantes de micro, los payasos de micro, y los vendedores ambulantes, el humo de tabaco en la casa, y el smog de Santiago. Como dicen por allá, good riddance!

Pero también diré adiós a: mi familia, mis amigos y conocidos, mi cómoda cama, mis libros, las ricas comidas que preparan mis viejos, el idioma castellano, los programas que me gustan de la televisión chilena, los inviernos moderados de Santiago, la Cruz del Sur, el Centauro, las tres constelaciones de la Argonave, la Cordillera de los Andes desde mi ventana, el 18 de septiembre, Navidad y Año Nuevo con la familia, y fines de semana con ellos también. Echaré de menos todo esto.

Gano: nuevos contactos, nuevas experiencias, un transporte público algo lento pero que funciona bien, independencia de mis padres, ver los capítulos de House el mismo día que los estrenan en USA, programas de televisión interesantes que no se ven en Chile, Día de Acción de Gracias (más me vale que lo celebre), un grupo de investigación bastante bien entrenado en pensamiento crítico y un laboratorio bien equipado. Cool.

Pero también gano: inviernos donde la temperatura puede descender a -25°C, gente con costumbres distintas a las de uno, corregir informes, tareas y pruebas, tener que lavar y planchar mi ropa y tener que hacerme 100% responsable de mi presupuesto.

Todo tiene un costo.

 

Siento que es como cuando uno lee un libro, de pronto se acaba el texto de la página, pasa a la siguiente y uno se encuentra con una página cuyo único texto es "Segunda parte". La narración se reanuda sólo en la página siguiente, y como que a uno le anuncian que en los capítulos que siguen se vienen experiencias completamente distintas a las leídas anteriormente.

Y este blog se transformará en el de un chileno en Canadá.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

olisss!!!
mmm... bueno he pasado para saludar y me gustaria hacerte una pregunta, como dices siempre te declaras un investigador por sobre todas las cosas... y que pasa con lo de ser químico Farmacéutico...
la verdad es que te queria hacer una pregunta, la verdad es que estoy pasando por una crisis vocacional y no se que hacer... me gustaria que me dieras una respuesta si es que puedes en tu blog. Soy estudiante de Qf igual que tu solo que estoy en cuarto año, la verdad es que me va super bien y no me he hechado ningun ramo(como dicen), aunque mis compañeros dicen que soy seca, la verdad es que no me considero asi, es solo fruto del estudio y la poca vida social. no se que hacer porque siento que esta carrera no me llena por completo (no siento esa pasion en las venas que veo de parte de mis otros compañeros , que la verdad si adoran la carrera), no se qué hacer y tu que estas egresado, me podrias dar una respuesta, aunque no nos conocemos te lo agradecería mucho.
mucha suerte con lo de tu viaje, es difícil alejarce de la familia, amigos y otros que te quieren bastanten y que estan ahi cuando los necesitas con las palabras justas (lo digo porque hace 3 años pase por lo mismo y la vida cambia un 1000%) bueno me despido que estes super y felicidades al nuevo QF.

Ariel R. Guerrero dijo...

La verdad, a mí tampoco me llenó demasiado la carrera de Farmacia. Comprendo perfectamente tu sentimiento, porque en el cuarto año yo estaba igual (en todo: las notas, el estudio, la falta de vida social, etc.) Sin embargo, creo que el cuarto año no es el momento para echarse para atrás. Si has resistido hasta aquí, de más que llegas al final.

En mi opinión, un químico farmacéutico tiene formación en muchas áreas, lo que lo facultan para desempeñarse en áreas distintas; no necesariamente la oficina de farmacia o el laboratorio. Una vez un bioquímico me dijo que los farmacéuticos debían dedicarse a ganar plata. Yo lo mandé a buena parte.

Por otro lado, la investigación y la docencia tampoco me quitan el sueño. Pero al menos las hago bien =)

Gracias por tus felicitaciones. Si usas Windows Live Messenger puedes agregarme, si quieres.

Ariel R. Guerrero dijo...

Ah... en mi página web está mi correo, ahí me puedes pedir la dirección de mi correo con el que uso WLM (no es la misma).

Pablo dijo...

Gracias Ariel, suerte a ti tb en tu nueva vida,

saludos

Janrita. dijo...

por razone "fisicoquimicas" llegué a tu página; ofrecias unos documentos que nos fueron de mucha ayuda para mi y mis compañeros. Desde esa página accedí a tu blog, y llevo algun tiempo leyendote.
Soy estudiate de farmacia, 3º año, y aun veo lejano mi examen de grado y esas cosas, pero me ha servido bastante leer tu experiencia, sabiendo que asi y todo la carrera no te llena de sobremanera, pero que has sabido sacar lo bueno del asunto y aprobechar las buenas oportunidades que te han brindado.
Deveras te felicito! ^^! y te deseo el mayor de los éxitos en el viaje que pronto emprenderás.
Aparte, te envio mucha fuerza...nunca es facil separarse de los seres queridos, y mas aun de la familia.


saludos!

Nicochino dijo...

la recontrareweá, Ariel... qué fugacidad. Tremendo paso.
Lo mejor. Mostro !

PD: Puta que estamos viejas... y gordas