martes, 10 de noviembre de 2009

Blackout

Ah, qué difícil es esto… Yo no quería.

Hoy he andado una parte importante del día sintiendo como un puñal clavado en el pecho. Testimonio cierto de los sentimientos que fluyeron, y que se plasmaron al conjurar esas inmortales palabras, las palabras mágicas…

Es un apagón comunicacional, blackout como le dicen los gringos. Y me hizo acordarme de una canción… Que ma vie me semble vide, mais je sais qu’un jour à Paris, c’est moi qui lui servirai de guide, Nathalie…

5 comentarios:

Alejandra dijo...

????!!!

No entendi nada...

Ani dijo...

Inisisto!!! Después de los apaganones, vienen a veces, los golpes de corrientes y hay que tener cuidado..

Además, cuando llega la luz, vemos distinto...sólo ten ánimo y disposición para cambiar tu estado..

Abrazos!

Anónimo dijo...

:( missing someone...esto se está haciendo muy difícil...volví y no puede dejar de pensar...
perdóname, sé que no debo comentar...

Ariel Guerrero dijo...

Para mí también es muy difícil todo esto. Te perdono.

Anónimo dijo...

"Hay siempre algo de locura en el amor; pero siempre hay algo de razón en la locura."(Nietzsche)