miércoles, 18 de noviembre de 2009

Inevitable

Ah, otra vez elijo el que probablemente sea el peor momento para escribir algo en el blog. El profe me puso plazo hasta el viernes para entregarle un borrador del artículo de aminoácidos y tengo que hacer una tarea para el martes de mi curso de química computacional que no está nadita de fácil. Pero necesito una válvula de escape. Tengo demasiadas emociones en mi ser.

Estoy pasando por un momento emocional bien débil. En algún momento renaceré, como el ave fénix. Por mientras, vuelo con el piloto automático encendido. Mantener más o menos la altura y la velocidad, seguir sobre el camino que más o menos veníamos. Estoy algo más calmado que la semana pasada, eso sí. Pero me hace falta cariño físico.

Y la música, las canciones… Hace poco tiempo estaba escuchando “Inevitable” de la Shakira; no me la podía sacar de la cabeza, y justo estaba conversando con una niña a la que le hago ayudantía de fisicoquímica. Ella es rumana, pero le gusta el español, y con ella hablo en español. Entonces me comenta que escucha bastante música en español, y le pregunto si le gusta la Shakira. Me dice que no, porque la encuentra muy superficial. Y no pude evitar pensar en todas las veces en que la gente adopta posturas cínicas ante el amor. Posturas duras, como cuando el Dr. House tendrá una cita con Cameron en la primera temporada, y le dice a Wilson “¡eso es demasiado cursi!”, y Wilson le dice “creo que a ella le gusta cursi”. Uno piensa que todo eso es cursi, que son patrañas… hasta que le toca a uno. Y de pronto, esas canciones que mirabas de lejos, porque describían una situación de desamor, te identifican, y no te las puedes sacar de la cabeza. No pude evitar pensar “esta niña (la rumana) nunca se ha enamorado parece”. Enamorarse, claro está, con todas las de la ley, quiero decir. El idioma inglés lo pone de una manera muy gráfica; en inglés uno “cae en amor”. El cerebro empieza a trabajar de formas misteriosas, imaginando cosas con esa otra persona, cosas más o menos inocentes para hacer; y uno se vuelve un poco dependiente de la otra persona; se acostumbra tanto a esas cosas lindas de la relación que cuando se pierde un poquito que sea el contacto, se echa de menos, y uno no se siente todo lo bien que debería sentirse. Y una ruptura definitiva implica, por supuesto, un quiebre mayor de la estabilidad emocional. En un libro que leí una vez, llamado “Tierna es la noche” de Francis Scott Fitzgerald, decía el protagonista algo así como que la patología del corazón no es igual que la patología de la piel: cuando uno se hace una herida en la piel, después de un tiempo las llagas se cierran, y eventualmente queda una cicatriz, pero entonces deja de doler y molestar. En cambio las heridas del corazón, el tiempo hace que se aminoren, pero siempre queda una pequeña llaga abierta, que duele cuando se la toca…

Pasando a otro tema, el fin de semana dibujé a Carl Sagan utilizando lápices de grafito. Me hizo bien, me sirvió para reconectarme con mi lado artista. Quiero hacer muchos dibujos más, es por eso que fui a la librería de la universidad este lunes y me aperé de varias cosas necesarias. He gastado plata en útiles de dibujo. Quizás demasiada. Afortunadamente, me han llegado unos dolarcillos extra porque hay una niña a la que le he hecho tutorías de fisicoquímica. Lo cual no está nada de mal. Cuando encuentre el tiempo, pues, haré todos los dibujos que tengo pensado hacer. Esta vez, eso sí, no haré lo que solía hacer cuando estaba en el colegio, que regalaba todos mis dibujos (lo que significó que no me quedara con ninguno de los lindos retratos a lápiz que hice, p. ej. de George Harrison, Antonín Dvorák o Richard Wagner).

Ah, tengo sueño y lo único que quiero es dormir.

2 comentarios:

Ani dijo...

Mmmmm... cariño fisíco? todos de alguna manera necesitamos aquello. Más tú que la distancia te juega malas pasadas en lo que se refiere al corazoncito..

Ya renacerás como dices tú, y quien sabes, si junto a eso, también llega alguien para dar un poco de compañia y cariño..no hay que cerrarse a las nuesvas etapas, siempre y cuando las otras etapas estén bien cerradas, si no, darás vuelta en circulo y no lograrás volar alto..

Espero que comprendas lo que trato decir...

Cariños desde la distancia..

Anónimo dijo...

:)