miércoles, 2 de septiembre de 2009

Cosas que pasan…

Ayer prendí el Messenger temprano en la noche, justo después de hablar con mis padres y justo se conectó una vieja amiga, a la que no veo en persona desde hace bastante tiempo, algo más de un año, y con la que no hablaba desde entonces. No la identificaré, para protegerla. Tantos litros, ¿qué has estado haciendo?, le pregunté. Unas cosas nada que ver con lo que yo esperaba oír. Ah, o sea, te has alejado del lado de… ¿No supiste lo que pasó, Ariel? Claramente, yo no sabía. Me contó una historia de horror que no revelaré, porque me da la idea de que entre algún lector esporádico de este blog puede haber alguna parte interesada. Pero me dejó pensando toda la noche; me costó quedarme dormido y me tuvo toda la mañana pensando en ella. Una decisión, por decir lo menos cuestionable, que le causó un conflicto bien grave con otra persona, y que le ha significado mucho sufrimiento. No apruebo lo que hizo pero ¿quién soy yo para juzgarla? El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Desafortunadamente, no puedo ir donde ella ahora y no sé, invitarle alguna cosa para subirle el ánimo, pero le dije que si necesitaba alguien con quien hablar, yo me conecto de vez en cuando al Messenger. Por la tarde mi jefe me empezó a bombardear con pega, así que ahí pude desviar un poco la atención.

Pero no pude evitar quedar mal, triste, por cómo, por decirlo con una metáfora, en un jardín de flores hermosas, de pronto se mueren, y son reemplazadas por una horrible podredumbre, un lugar que no quieres visitar porque te causa daño…

Y así fue como quedé triste por un problema que ni siquiera es mío. No, a mí me está yendo muy bien.

3 comentarios:

Ani dijo...

Quise buscarte para agregarte a FB y no te encontré..... :(

Clodito dijo...

T_________________________T
no había leído esto ;_;
no sé si irá para mi, pero la cosa es que creo que ya me siento un poco mejor... He tenido tiempo para digerir, aunque tengo que soportar las visiones todos los dias, en todas partes. Me destruye, pero dicen que lo que no te mata, te fortalece.

Ariel Guerrero dijo...

@Clodin,
No, no eras tú. De ahí te cuento más detalles.

Muchos cariños.