domingo, 23 de marzo de 2008

Creacionismo, evolución y PZ Myers

¿Sabe alguno de mis lectores del debate que hay en los Estados Separados Unidos sobre enseñar en el colegio creacionismo o evolución? Ojo que el creacionismo al que me refiero no tiene nada que ver con el movimiento literario también llamado creacionismo, iniciado por nuestro connotado compatriota Vicente Huidobro ("¿Por qué cantáis a la rosa, oh poetas? / Hacedla florecer en el poema", "El poeta es un pequeño Dios", etc.).

El creacionismo de la tierra joven (Wikipedia en inglés y en español) al que me refiero es la interpretación literal del relato de la creación del mundo que está en la Biblia. Sumando los tiempos de vida de todos los patriarcas mencionados hasta ahora, se calcula la edad de la Tierra en algo más de 5000 años. Así, los creacionistas creen de verdad que Dios creó el mundo en siete días, tal como dice el libro del Génesis, y que después vinieron Adán y Eva, el diluvio universal, etc. ¿Por qué? Porque según los creacionistas, la Biblia dice la verdad literal de las cosas. No yerra.

(Hay otros que dicen ser creacionistas de la tierra antigua. Ellos aceptan la evidencia geológica pero niegan la evolución. Vuelvo sobre la evolución.)

Yo pensaba que en mi pequeño país los únicos cristianos fundamentalistas militantes que había, capaces de creer en el creacionismo, eran los famosos "Valientes de David" (que, por lo visto, a la fecha en que escribo no tienen página web propia). Haciendo una búsqueda en Google, me doy cuenta de que me equivoqué: miren este link y este otro.

Hay una versión un poco más refinada del creacionismo que se llama Diseño Inteligente (DI). Esencialmente, los proponentes de esta idea, dicen que hay cosas que no pueden explicarse mediante la ciencia, por lo tanto, eso es evidencia de diseño por parte de una inteligencia sobrenatural; ahí se ve la mano de Dios en la formación del mundo... (clásico non sequitur).

La cosa es que ambas ideas niegan la teoría de evolución, propuesta por primera vez por Charles Darwin en Sobre el origen de las especies(Wikipedia en inglés y en español). Desafortunadamente para los creacionistas y los del DI, la evolución de los seres vivos basada en la selección natural es un modelo muy sofisticado, que puede ser puesto a prueba en el análisis de fósiles y de ADN de las especies actuales. Gracias a estos análisis el modelo ha sido refinado y completado por el trabajo de muchos científicos. Pero en esencia, el modelo explica satisfactoriamente la realidad y permite hacer predicciones que se verifican en la realidad. Es la base de toda la biología moderna. Por lo mismo, muchos prefieren hablar de la evolución como una ley, como quien dice la ley de gravedad.

El creacionismo y el DI presuponen cosas que han sido reveladas a través de escrituras sagradas. Pensar en que el mundo no tiene mucho más de 5000 años, y que fue creado en 7 días, cuando hay muchas líneas de evidencia experimental que apuntan a que la edad del universo es de entre 10 y 15 mil millones de años (el estudio más reciente la ha calculado en alrededor de 13730 millones de años), nos crea un conflicto: cuando la evidencia experimental está en oposición con la supuesta verdad revelada, ¿con qué nos quedamos? Uno es libre de creer lo que quiera, pero desde hace un tiempo yo elegí dejar de creer. Yo aspiro a saber, es decir, tener por verdadero lo que la evidencia me demuestre que es verdadero. Es decir, soy escéptico.

El problema surge cuando hay grupos en los Estados Unidos que quieren enseñar DI o creacionismo en las clases de ciencia en colegios y universidades. Ambas corrientes basan sus argumentos en premisas que no pueden ser demostrables experimentalmente, por lo tanto no pueden ser consideradas ciencia, y claramente no tienen cabida en una clase donde se enseña ciencia.

Traigo a colación el debate, porque hace poco ocurrió un escándalo que me parece digno de mención. Mis incursiones en la astronomía me han llevado a seguir a Carl Sagan y a Phil Plait, los que son grandes escépticos. Después de leerlos, yo mismo me convertí al escepticismo. Y leyendo a Phil Plait, conocí a su archirrival Paul Zachary (PZ) Myers, con el que siempre se pelea el premio al mejor blog científico. Los dos son rivales, y siempre se tiran bromas pesadas el uno al otro, pero eso es de broma no más, porque queda claro que en el fondo se respetan mucho el uno al otro. Ambos son defensores y popularizadores de la ciencia, y en particular de la evolución, además de ser ateos militantes.

En el último tiempo, Myers había traído a colación la promoción de un documental titulado (y miren el título): Expelled! No Intelligence Allowed, es decir, Expulsados! No se permite inteligencia. Este film está patrocinado por proponentes del DI, y el objetivo del film es denunciar cómo educadores y científicos (esto me merece dudas) son perseguidos por creer que hay evidencia de "diseño". La película afirma que la ciencia no permite disentir del modelo de la evolución de Darwin, y además culpa a dicha teoría de variados males de la sociedad (todo lo cual, de acuerdo con lo que uno ha leído, es falso: si quieres derribar un paradigma, eres libre de intentarlo, pero da argumentos contundentes y razonables. Por otro lado, los males de la sociedad no provienen de los hallazgos de la ciencia por sí mismos, pero sí muchas veces del uso que de ellos se hace).

Hacía rato que Myers venía burlándose en su blog de los productores de la película, sabiendo que en ella se hacía promoción del DI. Los realizadores del documental entrevistaron a Myers y a Richard Dawkins, profesor de Oxford, autor de The God Delusion, otro ateo militante, evolucionista, anti-creacionista y popularizador de la ciencia. También entrevistaron a Peter Atkins, también profesor de Oxford, ateo militante, etc. Sí, el caballero con el que me saqué una foto el año pasado. Un adelanto de la película, donde salen los tres mencionados, subido a YouTube aquí.

La cosa es que hace un par de días hubo un pre-estreno, el cual aparentemente tenía carácter privado, pero invitaron a mucha gente y se hicieron correr más invitaciones por correo electrónico para difundirlo; además fue gratuito. Myers fue. Llevó a su señora, su hija, el pololo, y además invitó a Dawkins y otra gente de la Fundación Richard Dawkins para ver la película. Al entrar a la boletería, se acercó a Myers uno de los realizadores de la película, y le impidió la entrada, amenazándolo con llamar a la policía. Myers fue la única víctima aquí; al resto de su familia y a Dawkins se les permitió entrar.

Myers no tenía intenciones de causar revuelo ahí. No lo ha dicho, pero me imagino que sólo querría ver la película para criticarla por escrito después de verla. Pero después del término de la película había programada una sesión de preguntas y respuestas. De haber estado Myers, éste seguramente habría tomado la palabra, con lo cual la discusión, con toda seguridad, se habría puesto no violenta, pero sí bien densa, con rants de uno y otro lado (me imagino como las reacciones a los comentarios de Francotirador sobre Linux partes 1, 2 y 3). No lo hizo Myers, pero sí lo hizo Dawkins en su nombre, con lo cual lo previsible tuvo lugar de todos modos. Aparentemente los realizadores no reconocieron (!) a Dawkins, porque éste no bloguea, a diferencia de Myers. La reacción de la blogósfera científica estadounidense no se hizo esperar, de hecho Phil Plait fue de los primeros en escribir su comentario apoyando a PZ. La discusión continúa.

En fin... Este es sólo un botón de la situación estadounidense, donde se han ido incluso a batallas legales. Phil Plait ha documentado extensamente el tema en su blog, detallando los estados donde se ha impuesto la enseñanza del creacionismo; el caso más notorio es Texas.

No puedo evitar pensar en qué lejos estamos nosotros de esa realidad. ¿Será que los chilenos somos, en este sentido al menos, más sensatos que los estadounidenses? ¿O es más bien que no se ha planteado el debate? Sobre todo si consideramos que aquí en Chile la presencia católica es mayoritaria, y el Vaticano se ha pronunciado en contra del creacionismo y el DI.

Parece que, después de todo, el catolicismo (al menos en su versión 2008) no hace tan mal.

En el colegio a mí me hicieron poca mención a la teoría de la evolución. Todo lo que recuerdo es unas líneas de mi texto de Ciencias Naturales de 5º ó 6º básico, donde mencionaban que la selección natural de Darwin era el modelo en vigencia, además de mencionar el paso previo propuesto por Lamarck. Tirón de orejas para mi querido Instituto Nacional, donde a los profesores parecía no importarles tanto esa parte de la materia. La profe, cuando estábamos en 4º medio y tenía que pasar ecología y evolución, se embarazó, nadie la reemplazó, y al final no nos pasaron esa materia.

Espero, sinceramente, que el creacionismo y el DI no agarren en Chile. Ambas cosas son, simplemente, ignorancia.

3 comentarios:

Ja dijo...

Ariel:

Muy interesante el tema que planteas; para que tener una idea del panorama en España, me imagino que estarás inscrito en el Escéptico Digital, yo lo sigo hace muchos años, y cada vez que me llega al correo, no dejo de sorprenderme (por la tontera humana, por supuesto, sin ánimo de ofender).
Ahora debo retirarme, pero espero continuar comentando... saludos

DOS, MEG dijo...

Si fueras escéptico, no deberías estar tan seguro de que la teoría de darwin acerca del mecanismo de la evolución es la correcta y que permite hacer "predicciones" (en todo caso, serían "retrodicciones", y que, como probó Gould, han fallado)
http://ellogosdelavida.blogspot.com

Ariel R. Guerrero dijo...

@Javiera:
En realidad hasta ahora sólo seguía a los gringos que mencionaba; mi conversión al escepticismo es bastante reciente. Pero gracias por el dato; me acabo de inscribir.

@DOS, MEG:
A ver, a ver. Como decía, el modelo original de Darwin ha sido revisado, pero la idea de la evolución por selección natural funciona.

Es pedir mucho que un modelo se ajuste 100% a las expectativas. Por ejemplo, la relatividad de Einstein y la mecánica cuántica, tal como venían cuando se propusieron, entregan resultados absurdos cuando se las aplica a las condiciones que había fracciones de segundo antes del Big Bang. ¿Significa que estén mal? No. Significa que encontramos el límite del modelo, que como siempre, hay mucho que no sabemos, y que hay que seguir investigando para refinar los modelos. En este caso, en eso están los físicos teóricos.

A lo que iba con el comentario es a que la evolución es ciencia, el DI y el creacionismo no lo son; no tienen cabida en una clase de ciencia y es una fortuna que los creacionistas no hagan alharaca en Chile. La mención a PZ Myers es un ejemplo de lo acalorado que ha sido el debate en EE.UU. y también una muestra de lo lejanos que estamos de eso.

La palabra "retrodicción" no existe. ¿Cuál es la idea?